instalacion calefaccion caldera gasoil

Revisa tu instalación de calefacción con caldera de gasoil y ahorra energía

Sí, el invierno está aquí y nuestro sistema de calefacción será el gran protagonista de nuestro hogar u oficina durante los próximos meses. Por eso, si tu instalación de calefacción está compuesta por una caldera de gasoil, aquí te dejamos una serie de consejos para ahorrar energía y dinero.

Desde Glem Gasóleos somos profesionales instaladores y ofrecemos un estupendo servicio de mantenimiento de sistemas de calefacción con caldera de gasoil, pero también desde casa puedes hacer un mantenimiento básico. Para todo lo demás, te dejamos nuestro programa Repsol Hogar, para que estés totalmente seguro.

Sin más, aquí te dejamos algunos puntos que debes tener en cuenta antes y durante el invierno:

1. ¿Puesta a punto del quemador?

No olvides revisar el quemador de forma periódica, piensa que la combustión debe ser óptima y correcta para que el rendimiento del sistema de calefacción y la caldera sea correcto.

2. ¿Debo regular el termostato de la caldera?

Dicha temperatura será la variable que la caldera tendrá en cuenta para arrancar y parar, y de ese modo mantener una temperatura adecuada y deseada. Una manera para ahorrar es bajar la temperatura de la caldera hasta los 60º, nunca por debajo.

3. ¿Cuál es el tipo de caldera de gasoil que tengo instalada?

Existen diferentes tipos, debes de saber si tu caldera es solo para calefacción, de gasoil instantánea o con acumulador de agua caliente.

4. ¿Qué termostato utilizo?

Es necesario y su trabajo es arrancar la bomba de la calefacción y de llevar el agua caliente a los radiadores. Pueden existir, en general, dos tipos de termostatos:

Termostato de ambiente no programable: rueda o digital, se sube o baja la temperatura de forma manual.

Termostato de ambiente programable: digital y permite programar el arranque y el paro de la calefacción, facilitando el trabajo y permitiéndote despreocuparte.

5. ¿El número de radiadores en cada habitación es correcto?

Adecúa el número de radiadores a las dimensiones y necesidades reales de cada habitación tu hogar u oficina. Lo normal es que el número de costillas del radiador es equivalente a los metros cuadrados de la estancia a calentar.

 



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies