purgar radiadores calefaccion

Prepara los radiadores de tu calefacción para el invierno

Ante la llegada del frío, nuestros especialistas de Glem Gasóleos, siempre aconsejan revisar los radiadores de la instalación de calefacción. Han pasado una larga temporada parados y conviene revisar y subsanar cualquier tipo de incidencia.

Los radiadores de nuestro hogar necesitan un pequeño mantenimiento para que funcionen correctamente y la eficiencia de la energía sea la adecuada. Esto hará que ahorremos combustible y que por tanto, nuestro ahorro monetaria sea mayor.

Una de las cosas más importantes es revisarlos antes de encender por primera vez la caldera cuando llega el frío. De este modo, cuando el frío llegue, normalmente de forma inesperada, tú y tu sistema de calefacción estarás preparado/a.

Por supuesto nos referimos a los radiadores que funcionan mediante agua caliente. Existen muchos tipos de radiadores con funcionamientos diferentes, pero los más habituales en los hogares españoles con los radiadores de agua.

¿Cómo purgar los radiadores para ahorrar en el consumo de gasóleo? 

Seguro que te suena. Es una de las tareas principales en el mantenimiento doméstico de la calefacción. No es nada más y nada menos que eliminar (expulsar) el aire que pueda contener el radiador para que así el agua pueda circular con facilidad por todo el circuito y calentar toda su superficie con normalidad.

Si el radiador contiene aire, no caliente de forma continuada ni homogénea, por lo que puedes encontrar una sensación térmica menor y subir la temperatura del termostato. Por lo que conseguirás un mayor consumo y no un mayor beneficio.

Compruébalo de forma rápida. Si la calefacción está encendida y el radiador está frío por la parte superior, probablemente tenga aire acumulado. Es el momento de purgar.

Es muy fácil, a continuación de dejamos algunos sencillos pasos con la ayuda de un destornillador plano y un bol, vaso o recipiente que te ayude a recoger el agua que pueda salir:

1. Abre la llave de tu radiador con la ayuda del destornillador. Poco a poco. La llave la encontrarás normalmente al lado opuesto de la ruleta de encendido/apagado.

2. No olvides colocar el recipiente debajo para que pueda recoger el agua que se pueda expulsar.

3. Si tiene aire, saldrá primero junto a un pequeño silbido. Después, empezará a salir un poco de agua.

4. Cuando solo salga agua de forma continua, cierra la llave.

Revisa todos los radiadores de la instalación y púrgalos. Además, revisa que no exista óxido en ninguna junta, esto indicaría que se ha podido oxidar por culpa del aire y se esté perdiendo agua.

Esperamos que con este pequeño consejo puedas purgar los radiadores de tu hogar de forma fácil y sencilla. Recuerda que nuestro equipo de Glem Gasóleos está a tu disposición para cualquier instalación de calefacción y para llevarte a casa el mejor gasóleo calefacción Repsol BiEnergy e+10 del mercado.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies